Memorias de un Hobbista

 

¿POR QUÉ FERROMODELISMO?

Como en la vida real, las personas para trasladarse de un lugar a otro se suben a un auto, toman un colectivo, avión, barco, o tren. De acuerdo a las distancias que van a recorrer, sus posibilidades económicas, gustos o preferencias eligen el medio de transporte que cree conveniente para este fin.
Si viajan en colectivo, avión, barco o tren se tienen que dirigir a un lugar de partida. En el caso del tren a una estación de salida, abordar la formación que a través de un trayecto que depende de la distancia y la velocidad del tren los llevará a la estación de destino. Habrá trayectorias cortas, medianas y largas. Trenes urbanos, suburbanos y de larga distancia. Locales, semirápidos, mixtos, rápidos y expresos. De distintas clases, clase única, primera clase, pullman, súper pullman, dormitorio, coche salón, cine, disco, para chicos. Que llevan distintas cargas. Circulan en distintas, trochas Pero todos tiene en común la estación de salida, una trayectoria y la estación de destino.
Como en los viajes de verdad mi historia con los trenes en miniatura o ferromodelismo se inició desde una estación. La estación era Plaza Constitución, en la ciudad de Buenos Aires, a fines de la década del 50. La estación de destino era Mar del Plata, ya que mis padres habían comprado un departamento en esa ciudad para pasar las vacaciones de verano. De ahí en adelante comenzó mi gusto por este medio de transporte. Ahora les cuento la trayectoria.
Este viaje de 40 años de hobbista y particularmente de ferromodelista, tiene como estación de salida una juguetería que estaba ubicada en la galería San Martín del centro de la ciudad de Mar del Plata, se llamaba BIRMAR. En ella había una maqueta con un tren que circulaba en un tendido ovalado con una barrera que cuando pasaba el tren se cerraba. La locomotora tenía luces y arrastraba 2 vagones de carga. Todos los días iba a verla funcionar.
Un día le pedí a mi papá que entráramos al negocio para preguntar el precio del trencito. Ese era nada más y nada menos que una caja básica de inició de la marca MARKLIN. A mi papá le pareció alto el precio y no me la compró, pero para evitar que me pusiera mal me dijo que cuando volviera a Buenos Aires, ya que venía por el fin de semana, averiguaría el precio y vería si lo compraba. Al otro fin de semana fuimos con mi mamá y hermana a esperar a mi papá a la estación Mar del Plata Norte donde llegaría con el tren El Atlántico. Tenía una gran ansiedad, como cualquier chico que espera un juguete nuevo. En ese momento era un juguete, luego con el tiempo se transformo en un hobby. Mientras esperábamos deambulaba por los andes viendo el importante movimiento que había en la estación. Hasta que en la distancia se divisaba la luz de la formación mientras los altavoces de la estación informaban la pronta llegada del tren, pidiendo a las personas que por seguridad, se alejaran del borde de la plataforma Nº 1. La formación detuvo su marcha y fuimos prestamente al encuentro de mi papá y obviamente de mi trencito. Cuando se baja del vagón me entrega una caja envuelta en un papel que no recuerdo como era, aclarándome que me compró un tren, pero no era MARKLIN, ya que era un poco caro para comprarlo, pero me compro uno muy lindo. La ansiedad que tenía era tan grande que ahí quería verlo. Tuve que esperar para llegar al departamento para hacerlo funcionar. Ya en el mismo abrimos con mi papá la caja y grande fue mi alegría al verlo, aun que no era el que había soñado, era un tren de juguete. MI PRIMER TREN. El tendido era un circulo con una caja roja donde se ponían dos pilas rojas del tipo A. La formación tenía una locomotora Diesel plateada con el frente rojo, 2 vagones de carga con inscripciones, y un vagón de cola. Prendía las luces de adelante y la parte superior tenía dos luces, un roja y un verde que cuando se movía la locomotora funcionaban intermitentemente. Como en todo viaje, el tren para en estaciones intermedias para que descienda y ascienda los pasajeros, se cambie la dotación del personal de conducción o se hacen controles, se carga agua si la locomotora es a vapor. Aquí hago una parada para seguir luego con mi trayectoria hasta llegar a otra estación.

 

Sitio desarrollado por Alcama Digital | Alojado en servidores Redcel | www.alcama.com.ar